DEEPDANCE

Meditación en movimiento… Ritmos / emociones / éxtasis dionisíaco / trance

DEEPDANCE es una propuesta dinámica de trabajo corporal y movimiento libre enfocado en el baile, donde la música y el cuidado del sonido tienen una importancia capital. Una herramienta de crecimiento personal que busca la integración de los tres centros, cuerpo, emoción y cognición para propiciar la aparición de lo transpersonal.

Este trabajo ha sido desarrollado por Carol Villalón Martín y recoge y aplica todos sus conocimientos como la Respiración Holotrópica©, la Gestalt corporal, bioenergética, danzas trance, movimiento auténtico, arterapia etc. Y sobre todo su experiencia de 20 años como dj profesional.

El trabajo corporal con el que iniciamos la sesión ayuda a reconectar, arraigar, centrar y prepararnos en el cuerpo para la sesión musical, que es ininterrumpida y libre.

La música, muy variada en registros, nos invita a realizar un recorrido energético y emocional; un viaje por diferentes sensaciones que sirve de exploración y expresión de las propias emociones, a la vez que entramos en contacto con nosotrxs mismxs y lxs demás desde un lugar diferente, dando lugar a la genuina expresión personal.
Con la práctica continuada se desarrollan recursos terapéuticos y de autoayuda que después se pueden llevar a la vida diaria, así como la integración de partes olvidadas e ignoradas de nosotrxs mismxs entre otras.

Deepdance es también un profundo encuentro con la música y el cuerpo, la música entendida no sólo como fantástica herramienta de sanación que es, sino como una intensa experiencia en sí misma.

La música nos enseña a entregarnos, la experiencia musical es mágica en si. La importancia de las mezclas y de la específica y afinada selección musical, propician un aprendizaje que, con la práctica continuada, se va convirtiendo en un encuentro transpersonal, dando lugar a la experimentación de estados no ordinarios de conciencia donde aparecen comprensiones importantes a nivel de proceso personal y/o espiritual.

La propuesta de Deepdance es la recuperación de lo dionisíaco como sistema de aprendizaje y desarrollo de nuestro bienestar psicoemocional, desde el gozo del cuerpo y del instinto, aderezado con la expresión emocional podemos sanarnos, reducir el estrés, reconectar con nuestra parte más genuina, compartir y disfrutar en definitiva.

Consideramos el cuerpo y el placer dionisíaco una vía de sanación tan válida como la línea apolínea que se requiere para la integración de las experiencias.

Utilizamos las vendas en los ojos como manera de adentrarnos en el mundo de los sentidos, propiciando la conexión con lo interno.

La estructura de las sesiones es:

Inicio: Pequeña rueda de presentación donde explicamos en que consiste el trabajo.

Calentamiento y trabajo corporal enfocado a la preparación para el baile.

Sesión de baile y música

Silencio, meditación

Recogida de la experiencia en una rueda o propuesta arterapéutica.

«En Deepdance cerramos los ojos para dejarnos llevar por el movimiento y la danza que surgen, que son inspirados, guiados, estimulados o confrontados por una ola musical. El concepto de danza profunda tiene que ver con algo más que el bailar al ritmo o al son de la música, es ir a un encuentro entre cuerpo, alma y sonido, que se traspasan uno al otro para llenar el espacio vacío de la sala. A su vez, en esa conexión bailar al ritmo y al son, o en contra de la música, también puede ser una danza profunda.»

A.Waksman     

Deepdance es un espacio de encuentro contigo mismx a través de tu cuerpo y su danza. Sensaciones, emociones, pensamientos, gestos, energías… tienen vía libre para moverse y expresarse.

Viaje del cuerpo + instinto + libertad + expresión + bailar por bailar.»